TRATAMIENTOS VARICES

PATOLOGÍA VENOSA: FLEBOLOGÍA-VARICES

TRATAMIENTOS

En los últimos años  han aparecido técnicas mínimamente invasivas para el tratamiento de las varices como el Láser endovascular, con el cual tenemos amplia experiencia. El estudio preoperatorio con ecodoppler y la exploración física determinará el tipo exacto de tratamiento para cada paciente.

Las técnicas que empleamos son las siguientes:

Safenectomía o fleboextracción de la safena (“stripping”).

Dado que la safena interna (una vena que discurre desde el pliegue inguinal hasta el tobillo) es la que más frecuentemente provoca varices tronculares al sufrir un reflujo, el tratamiento básico consiste en su extirpación. Esta técnica fue descrita hace más de 40 años y sigue siendo válida, pero sigue siendo una técnica efectiva a largo plazo. No obstante es una intervención relativamente agresiva, que requiere anestesia general o epidural.

Con frecuencia puede dar lugar a lesiones del nervio safeno, provocando dolor, anestesia y o hormigueos en el territorio del tobillo y la pierna. Los hematomas son también frecuentes, requieren unas cicatrices relativamente grandes y la recuperación funcional suele ser lenta (3-4 semanas con frecuencia). Por estos motivos la tendencia actual es la de sustituirla por métodos menos invasivos.

Debido a su agresividad, ya no empleamos esta técnica salvo en determinados casos excepcionales, habiendo sido ampliamente superada por el tratamiento con láser endovascular.

VIDEO: Stripping (safenectomía quirúrgica clásica)
ATENCIÓN: las imágenes de este vídeo son reales y pueden herir la sensibilidad de determinadas personas.

Ablación de safena interna con LÁSER endovascular de diodo.

En vez de extraer la safena, se procede a su secado con la energía láser. Se introduce una fibra de láser dentro de la safena interna y se aplica energía según el caso.  Este tratamiento, contrastado  en miles de pacientes (más de 300 casos de experiencia personal) permite:

  • Realizar el tratamiento con anestesia local y de forma ambulatoria en muchos casos.
  • Realizar incisiones mucho más pequeñas (con frecuencia 1 solo punto de sutura) , con su beneficio estético y de confort.
  • Unos resultados a largo plazo superponibles.
  • Las tasas de recuperación y vuelta al trabajo son mucho más rápidas en general, con una media de 4-5 días en muchos casos. 

VIDEO: Ablación de vena safena interna con láser
ATENCIÓN: las imágenes de este vídeo son reales y pueden herir la sensibilidad de determinadas personas.

CHIVA

Consiste en una intervención con anestesia local, realizando pequeñas incisiones y ligando en origen los distintos puntos de reflujo entre sistema profundo y superficial.

Flebectomía ambulatoria. 

En casos de varices muy localizadas puede ralizarse su extirpación de forma ambulatoria, con anestesia local y sin dolor. Esta intervención no deja cicatriz , no siendo necesaria ningún tipo de sutura. En algunos pacientes es posible eliminar las varices sin puntos, sin cicatrices y con anestesia local.

Fleboesclerosis y tratamientos con microespuma. 

Las varículas dispersas, varices tronculares de pequeño tamaño y las telangiectasias pueden tratarse con inyecciones de una sustancia esclerosante con una aguja muy fina.  Por lo general son necesarias varias sesiones para obtener el resultado deseado. Tras cada sesión se recomienda mantener medias de compresión fuerte durante 24-48 h. El paciente reanuda inmediatamente su actividad normal y las sesiones se realizan en consulta con la ayuda de un transiluminador.

VIDEO: Flebectomía ambulatoria (CHIVA-Flebectomia)
ATENCIÓN: las imágenes de este vídeo son reales y pueden herir la sensibilidad de determinadas personas.

Cuidamos de tu salud cardiovascular

Centro Cardiovascular en ...